Existen tres vías para transmitir el VIH. Son:

 

  • Sexual: a través del semen  y del flujo vaginal. Por eso es  importante utilizar condón en todas las relaciones sexuales.
  • Sangre: por heridas abiertas, cuando sangran las encías, resto de sangre en objetos como cuchillas de afeitar o en el canuto por donde se ha esnifado cocaína, la sangre de heridas en el ano al mantener una penetración anal etc.
  • Leche materna: Una madre seropositiva puede transmitir el VIH a su hijo a través de la leche con la que le alimenta al darle de mamar.

La transmisión a nivel sexual puede efectuarse cuando entran en contacto la sangre, el semen o el flujo vaginal de una persona con el VIH con las puertas de entrada en tu organismo como son heridas o tejidos mucosos como la boca, los ojos, el recto o el glande.