Es una realidad que much@s de nosotr@s tenemos VIH. Por nuestro trabajo, por el que pensaran los demás, no solemos hablar de ello con libertad entre nosotr@s. Por vivir en Madrid, si tienes tarjeta sanitaria, tienes derecho a que te atiendan en unidades especializadas en VIH y a que te den la medicación si la necesitas. En al­gunas asociaciones, como la nuestra, tienes grupos y profesionales que te pueden ayudar con los temas relacionados con el VIH, o sencillamente, si te hace falta hablar con otras personas en tu situación.

Algunos medicamentos para el VIH pueden interferir con tu tratamiento hormonal, o aumentar sus efectos secundarios. Por eso, conviene que tanto tu endocrino como el médico que sigue tu infección por VIH sepan qué estás tomando.

En ningún caso abandones ningún tratamiento sin haberlo consultado antes con tus médicos especia­listas. Seguir con tu proceso de feminización no tiene por qué evitar que mantengas al VIH bajo control. Se pueden hacer las dos cosas.