Penetración vaginal (follar un coño)

Si al acostarte con una mujer no trans o una mujer trans operada no utilizas el preservativo el riesgo de transmisión  del VIH es muy alto si la otra persona tiene el VIH o se lo puedes transmitir tú en el caso de que seas seropositiv@.



Penetración anal (follar un culo/dar por culo)

Esta práctica conlleva un riesgo muy alto para la transmisión del VIH si se realiza sin preservativo. Aunque no haya habido eyaculación (la persona no se haya corrido) el riesgo es alto porque es una práctica muy violenta en la que se producen heridas muy pequeñas en el ano y el pene puede absorber rápidamente la sangre de esas heridas. El riesgo es tanto para la persona que penetra como para la que es penetrada.

anal

Mamadas (comer una polla)

El sexo oral es una actividad considerada de bajo riesgo. La persona que introduce la polla no corre riesgo porque sólo entra en contacto con la saliva de la otra persona. El riesgo aumenta con la existencia de úlceras o heridas en las encías o si tienes una Enfermedad de Transmisión Sexual sin tratar. Si eyaculan en tu boca (se te corren) escupe rápidamente y enjuágate la boca con agua, pero no te cepilles los dientes porque eso podría provocarte que las encías te sangraran.


oral

Cunnilingus (Comer un coño)

Esta práctica tiene riesgo de transmisión del VIH si se ingiere el fluido de la vagina. Si eso ocurre, escupirlo rápidamente y enjuagarse la boca. Recordar el no cepillarse los dientes para no provocar heridas sangrantes, ni justo antes de la práctica ni justo después. Se puede utilizar para lamer un coño un preservativo cortado o una barrera de látex, esto crea una pared de látex que permite pasar la lengua sin que se produzca un contacto directo con la vulva de la mujer.

Beso negro (lamer un culo)

La práctica de lamer un culo tiene un riesgo muy bajo para la transmisión del VIH, pero sí de otras enfermedades de transmisión sexual como pueden ser n>la Hepatitis A y algunos hongos y herpes.

Vibradores y objetos sexuales (pollas de plástico, dildos)

Si se intercambian existe riesgo de transmisión del VIH. Este riesgo lo evitas utilizando un preservativo para cada uso.

Fist Fucking (follar con el puño)

Puede existir riesgo para ambos si la persona que introduce el puño tiene cortes en la piel. El riesgo se reduce utilizando guantes de látex y grandes cantidades de lubricante para dilatar bien. Follar sin condón después de que te metan el puño es una práctica de altísimo riesgo.


fist

Masturbación (hacer una paja), caricias, besos, abrazos... no conllevan ningún riesgo para la infección por VIH.

Lluvia dorada (Juegos con pis)

Mear sobre alguien o que alguien mee sobre ti no tiene riesgos para de infección/reinfección del VIH. La orina no transmite el VIH pero si puede transmitir otro tipo de enfermedades como la Hepatitis A y/o B (existe vacuna para ambas si no estas vacunado llámanos y te informaremos de cómo hacerlo). Es mejor evitar que nos meen dentro de la boca y el culo.

Beso Blanco (Besar a una persona con semen en la boca)

El beso blanco es una práctica sexual que consiste en besar a una persona e introducir semen (el suyo, el nuestro o el de un tercer) dentro de su boca. Esta práctica tiene riesgo de transmisión del VIH porque entra en contacto semen con la boca, este riesgo aumenta si la persona que recibe el semen en la boca tiene lesiones (encías sangrantes), alguna enfermedad de transmisión sexual sin tratar y/o se traga el semen.

Sadomasoquismo.

No tiene riesgo de transmisión del VIH prácticas como el bondage (atar una persona o ser atad@) u otras prácticas sadomasoquistas (dominación y sumisión o spanking). Es importante que tu establezcas los límites con tu pareja sexual antes de participar en juegos sadomasquistas.

Si las prácticas sadomasoquistas pueden causar heridas, como el afeitado, juegos con fuego, pequeñas heridas causadas por objetos punzantes o agujas en pecho y/o espalda, es vital no compartir dichos objetos y el uso de guantes.

Scat (Juegos con mierda)

Todos los juegos que contengan heces o mierda, tienen un riesgo de transmisión de enfermedades como la hepatitis A y B (y otras infecciones), especialmente si entra en contacto la mierda de otra persona con tu boca y la tragas.