Si tienes tarjeta sanitaria, tienes derecho a que te atiendan en unidades especializadas en VIH y a que te den la medicación si la necesitas. En al­gunas asociaciones, como la nuestra, tienes grupos y profesionales que te pueden ayudar con los temas relacionados con el VIH, o sencillamente, si te hace falta hablar con otras personas en tu situación.