• Comer gran variedad de alimentos, pero no en gran cantidad.
  • Come despacio y mastica bien.
  • Intentar hacer al menos 3 comidas al día.
  • Intentar fijar hoarios de comida compaginado el trabajo.
  • Mantener un peso estable.
  • Evitar el exceso de grasas de origen animal (tocino, manteca, etc.).
  • Limita el consumo de azúcares.
  • El agua es la mejor bebida para tu organismo.
  • Se moderado en el consumo de alcohol.
  • Completa tu dieta equilibrado con ejercicio físico saludable y una higiene adecuada.