Existen algunos factores que tienes que tener en cuenta ya que pueden hacer que a la hora de mantener una relación sexual no utilices el preservativo. Esto son algunos ejemplos:

Desconocimiento sobre lo que es el VIH o el Sida y otras enfermedades
A algunos de nosotros nos ha podido faltar información sobre lo que es el VIH y otras Enfermedades de Transmisión Sexual. Esto puede deberse a que no hemos tenido una educación buena en el ámbito de la salud.

its

Vergüenza o desconocimiento sobre a quién preguntar
Puede que tengas multitud de dudas acerca del VIH o cosas de las que no estés muy seguro de saber bien. Todo ese tipo de cuestiones que rondan por tu cabeza muchas veces no las preguntas porque te da vergüenza o porque no sabes muy bien a quién se las puedes plantear.
No tengas nunca vergüenza de preguntar ya que eso es signo de que te preocupas por tu salud que es lo más valioso que tienes. Es bueno hablar de estos temas ya que de esta manera podrás descubrir cosas sobre el VIH y otras enfermedades que a lo mejor desconocías o que tenías ideas erróneas.
Es aconsejable que acudas a tu médico para preguntarle todo aquello que te plantees. Él esta precisamente para eso, para ayudarte. También existen muchas organizaciones y teléfonos de información sobre temas relacionados con salud.

telefono

“A mi no me puede pasar”
Hay gente que piensa que el VIH es únicamente para las personas que consumen drogas, o bien que sólo existe en países del tercer mundo o sencillamente que es algo que les pasa a los demás, pero que a uno mismo no le puede tocar.
Date cuenta de que lo mismo pensarían otras personas que finalmente han resultado infectadas/reinfectadas por el VIH. El VIH es una cosa de todos/as. No existen grupos de riesgo (aunque muchas veces se haya intentado tachar a la gente que se dedica a la prostitución, a los clientes de prostitución o a los homosexuales dentro de colectivos de especial riesgo) lo que hay es prácticas que conllevan mayor riesgo de transmisión del VIH.

Drogas y alcohol
El consumo de drogas y alcohol hacen que perdamos gran parte del control de lo que estamos haciendo y, por lo tanto, pueden hacer que se nos olvide utilizar el preservativo.

No queremos utilizar preservativo
Te pasará que en ocasiones no te apetezca utilizar el preservativo y ofrezcas más dinero por no utilizar el preservativo. No utilices tu salud porque es algo que no tiene precio. Aunque el no utilizar el preservativo te suponga un impedimento según tu manera de percibir el sexo en ese momento, más adelante puede suponerte continuar el resto de tu vida con una enfermedad.
Dile que tu buscas lo mejor para él y que no deseas tener sexo que pueda suponer algún peligro. Intenta explicarle la importancia del uso del condón.