Contraindicaciones en su uso:

Con frecuencia se recurre al uso de Viagra en el trabajo sexual puesto que el tratamiento hormonal provoca atrofia genital.

Este producto no es un afrodisíaco, no actúa en el cerebro ni en el corazón, sino en los cuerpos cavernosos del pene, siempre en presencia del deseo y del estímulo sexual. Como todos los otros medicamentos éste posee contraindicaciones y precauciones. Es importante tener en cuenta que si no hay una estimulación sexual Viagra no causará una erección, como tampoco aumentará el interés sexual (libido), ni mejorará la excitación sexual. Viagra no protege contra enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH.

No mezcles Popper con Viagra. La utilización conjunta es potencialmente mortal.

Los efectos secundarios más comunes de Viagra son: dolor de cabeza, enrojecimiento de la cara y malestar estomacal. Los menos comunes son visión azulada o borrosa, o sensibilidad a la luz. Estos pueden durar poco tiempo.

Muy rara vez ocurren erecciones de más de cuatro horas con algún tratamiento de disfunción eréctil, pero en este tipo de medicamentos es importante buscar atención médica inmediata. Las erecciones que duran más de seis horas pueden causar períodos largos de disminución de la potencia.